Mantenimiento de las unidades manejadoras de aire

Mantenimiento de las unidades manejadoras de aire

Los sistemas de acondicionamiento e inyección de aire son utilizados en diferentes industrias, ya sea para obtener presión positiva dentro de las áreas o para regular las condiciones de temperatura, humedad, limpieza y movimiento del aire dentro de las naves industriales. Es de gran importancia vigilar periódicamente que los sistemas se encuentren en óptimas condiciones para un desempeño eficiente y adecuado

Miguel Nieto Carbajal

Las unidades manejadoras de aire (UMA) son parte fundamental de un sistema de acondicionamiento de aire, ya que son las encargadas de circular y filtrar el aire cuando éste tiene un bajo contenido de partículas suspendidas.

El funcionamiento básico se basa en tomar aire del exterior o mezclado, el cual pasa a través de las UMA para ser filtrado y, dependiendo de las condiciones específicas del área, puede pasar por un control de humedad, ser enfriado o calentado mediante un serpentín.

En la mayoría de los casos, los equipos están conectados a una red de tubería, la cual se encarga de la distribución del aire, como entrada o salida, que se debe hacer con material flexible con el propósito de minimizar el ruido y la vibración.

En aquellas áreas donde las especificaciones de calidad e higiene no son de alta exigencia, es posible tomar una parte del aire y volver a circularlo dentro del área para evitar tener que acondicionar todo el aire suministrado, beneficio que se refleja en un significativo ahorro de energía.

En su fabricación, se emplea ingeniería altamente especializada para brindar equipos de la más alta calidad.

Mantenimiento general
Las UMA varían en tamaño, capacidad y complejidad, de acuerdo con el trabajo para el cuál estén diseñadas. Por tal motivo, debes someter a revisión en intervalos regulares todos los componentes o dispositivos estructurales utilizados con el objetivo de soportar o unir el ventilador a una estructura.

Para que las UMA cumplan con éxito el objetivo que se les ha encomendado a lo largo de su vida útil, además de servir para evitar su deterioro, necesitas revisarlas de manera periódica, así como llevar a cabo labores de mantenimiento preventivo. Para ello, tienes que considerar algunos elementos importantes:

Filtros
Retienen las partículas en suspensión, mejorando la calidad del aire por impulsar. El tipo de filtro varía de acuerdo con las exigencias de pureza. Se recomienda revisar periódicamente la saturación de los filtros, pues es muy importante cambiarlos cuando sea necesario; si el equipo trabaja con los filtros sucios, afecta de manera significativa el rendimiento de todo el sistema.

Ventilador
Es el elemento mecánico que debe generar el caudal de aire y alcanzar la presión estática necesaria para hacer circular el aire acondicionado a la red de conductos a través de la instalación. Para que el ventilador tenga un buen funcionamiento, se sugiere realizar un mantenimiento predictivo basado en las vibraciones y en la revisión de sus componentes mecánicos (rodete, flechas, chumaceras, bandas, entre otros); de esta manera, podrás detectar cualquier problema antes de que se deteriore el equipo, evitando paros imprevistos y afectaciones en la captación de contaminantes.

Serpentín
Mantener limpios los serpentines asegura un rendimiento máximo del equipo. Para una operación de mayor eficiencia, a menudo debes de limpiarlos durante periodos de alta demanda o en ambientes que generen suciedad. Lo anterior debes realizarlo, como mínimo, una vez por año, para prevenir la formación de suciedad en las aletas de los serpentines, lugar donde no puede detectarse a simple vista.

Motor
Para el cuidado del motor eléctrico se recomienda mantenerlo limpio, ya que la suciedad actúa como aislante térmico, causando sobrecalentamiento o una falla prematura. De igual manera, los motores tienes que mantenerlos con la mínima humedad para evitar cortocircuitos y el desgaste prematuro de los componentes.

Consejos para un buen mantenimiento

  • Inspecciona y limpia los filtros de aire
  • Revisa la condición de ajuste y tensión de las bandas del ventilador
  • Lubrica los rodamientos, chumaceras, ejes y cualquier otra parte movible del motor
  • Inspecciona, limpia y aprieta todas las conexiones y cableado eléctrico
  • Haz una inspección visual de toda la carcasa de la unidad para ver si no hay rebabas o corrosión
  • Verifica si hay grietas o fugas; de ser así, repáralas y corrígelas
  • Quita cualquier oxidación del eje del ventilador
  • Inspecciona la bandeja de condensados para verificar que no tiene lodo u otro material extraño
  • Limpia las aberturas y la línea del drenado, de esta forma asegurarás un flujo adecuado
  • Repara o reemplaza cualquier material de ducto dañado.

—————————————————————————————————————————————————

Miguel Nieto Carbajal: Diseñador industrial por la Universidad Autónoma del Estado de México. Cuenta con nueve años de experiencia en el desarrollo de proyectos de ventilación y extracción industrial, brindando soluciones integrales para diversos sectores del mercado nacional. Actualmente, es gerente de Ingeniería en Movimiento y Control del Aire de Toluca (MCAT).

social position