Que el clima no afecte el rendimiento de tu equipo de aire acondicionado

Que el clima no afecte el rendimiento de tu equipo de aire acondicionado

A pesar de que la lluvia no puede dañar directamente los sistemas HVAC, existen factores secundarios que es necesario tener bajo control con el propósito de mantenerlos trabajando de manera apropiada; así, las operaciones de los negocios no resultan afectadas

Jaime Jiménez

Uno de los retos a los que se enfrentan las empresas y diversas organizaciones cada año son las contingencias provocados por la temporada de lluvias, huracanes y ciclones. Esta situación provoca diversos daños a edificios comerciales, residenciales y gubernamentales, afectando su operación y la seguridad de sus administradores y ocupantes.

Aire Acondicionado bajo la tormenta

Ante este escenario, muchos clientes, cuyo negocio depende de los sistemas de ventilación, calefacción y aire acondicionado se preguntan acerca de las posibles afectaciones que pueden sufrir sus sistemas y qué medidas deben tomar para proteger sus soluciones.

Es importante resaltar que los sistemas HVAC son un elemento importante que ya no puede considerarse un lujo, pues resulta una necesidad en las áreas comercial e industrial y en distintos sectores económicos y son indispensables para las operaciones de los negocios.

Dichos sistemas son soluciones resistentes, diseñados para soportar y operar en todo tipo de clima y son capaces de resistir los daños a los que pudieran estar expuestos según las condiciones climáticas. Así el agua, la nieve o cualquier otra precipitación no pueden llegar a las partes del sistema que, al mojarse, perjudicarían el funcionamiento de la solución; sin embargo, a pesar de que la lluvia no puede dañar directamente los sistemas, existe una serie de factores secundarios que pueden aparecer junto con ella y que vale la pena tener bajo control para mantener el sistema trabajando de manera apropiada.

Cómo proteger los sistemas

Con el fin de evitar daños durante la época de lluvias, los expertos recomiendan los siguientes pasos

  1. Realiza una limpieza periódica del sistema. Los sistemas HVAC son capaces de evitar cualquier desperfecto ocasionado por lluvias torrenciales. Recuerda que la humedad y el calor pueden producir moho si el equipo ha estado cubierto en temporadas en las que permanece fuera de uso. Para evitarlo, hay que realizar una limpieza periódica
  2. Prepárate para las inundaciones. A pesar de que la lluvia no afectará en forma directa al equipo, una inundación sí puede, sobre todo cuando el sistema se encuentra en exteriores. Por ello, es importante instalarlo en una posición elevada y sujetarlo a una plataforma de concreto. También es importante considerar un techo que cubra perfectamente los gabinetes mientras permanece lloviendo y retirarlo cuando los sistemas vuelvan a operar
  3. Ten cuidado con las tormentas eléctricas. Aunque no sucede con todos los sistemas, algunos pueden resultar dañados debido a constantes descargas eléctricas. Salvo indicaciones de los expertos, se recomienda que los apagues temporalmente durante una tormenta eléctrica
  4. Despeja el área en torno a los gabinetes. Cuando la lluvia se aproxime, retira cualquier objeto suelto que esté cerca de los gabinetes de los sistemas HVAC. Si la lluvia viene acompañada de vientos fuertes, algunos objetos podrían ser lanzados y dañar, por ejemplo, el condensador
  5. Revisa la instalación después de la tormenta. Asegúrate de que los componentes del sistema no estén bajo el agua o internamente inundados. En caso de que sí, desenchúfalos e inmediatamente llama a un profesional para que verifique sus condiciones, él podrá asesorarte sobre su limpieza y secado
  6. Permanece atento a las condiciones climáticas. Si sabes que el área geográfica donde te encuentras atraviesa por una temporada de lluvias, es vital que te mantengas al pendiente, así podrás estar preparado y tomar las mejores decisiones para resguardar los sistemas
  7. Acude con los expertos. Es recomendable contar con la asistencia de profesionales; para ello se recomienda programar una cita, al menos dos veces al año, con un técnico experto en sistemas HVAC.

Tomar en cuenta estos consejos te ayudará a proteger tu inversión en sistemas HVAC, la cual podría resultar dañada debido a condiciones climáticas adversas. Planea con anticipación para evitar que el clima interfiera con las operaciones de tu negocio.

Jaime Jiménez es director General de Trane y Thermo King México.

social position