La protección está en el detalle

La protección está en el detalle

El uso incorrecto de los equipos de refrigeración puede representar un peligro para tu bienestar físico. Por ello, es recomendable que antes de manejarlos conozcas las medidas de seguridad pertinentes. Una lectura atenta y detallada de las Hojas de Datos de Seguridad de los materiales que utilizas en tu trabajo podrá prevenirte contra posibles accidentes

Saúl Hernández

Todas las personas responsables de manipular cualquier sustancia refrigerante deben conocer los riesgos que implica trabajar con esta clase de compuestos. Una de las mejores maneras de evitar accidentes es prestar atención a las Hojas de Datos de Seguridad de Materiales, mejor conocidas como MSDS (Material Safety Data Sheet, por sus siglas en inglés).

Estos documentos contienen datos esenciales sobre los agentes químicos, donde se especifican detalles de uso, almacenaje, manejo, procedimientos de emergencia y efectos potenciales en la salud relacionados con un material peligroso. Pero las MSDS ofrecen mucha más información acerca del material de la que aparece en la etiqueta del envase, por lo que es primordial prestarles atención.

El fabricante del material es quien se encarga de redactar y preparar las MSDS correspondientes, con objeto de proporcionar toda la información necesaria que requerirás para trabajar con seguridad. Los datos esenciales que deben incluir estas hojas son:

  • La constitución química del material
  • Las propiedades físicas de las sustancias y los efectos sobre la salud que lo hacen peligroso
  • El nivel de los equipos de protección que deben utilizarse para trabajar de manera segura con dicho material
  • El tratamiento de primeros auxilios que deberá aplicarse si alguien queda expuesto al material o sustancia en cuestión
  • La planificación por adelantado necesaria para manejar con seguridad los derrames, incendios y operaciones cotidianas
  • Cómo responder en caso de un accidente con este material

Además, en una MSDS se indica la siguiente información:

  • Identificación química de la sustancia
  • Información sobre el fabricante
  • Ingredientes peligrosos del material
  • Propiedades físicas y químicas
  • Información sobre peligros de incendio y explosión
  • Información sobre su reactividad
  • Información sobre peligros a la salud
  • Precauciones para uso y manejo seguros
  • Control de la exposición y protección personal

Aun con la información contenida en una MSDS puede suceder que no tengas todos los detalles del material. Por ejemplo, la información sobre los peligros a la salud generalmente se presenta en términos bastante generales. De ser necesario, puedes recurrir a un especialista en salud y seguridad que te ayude a resolver todas tus dudas y encontrar más información.

Riesgos de salud
Debido a que la toxicidad de los refrigerantes fluorocarbonados es baja, la posibilidad de un accidente menor o de sufrir la muerte es relativamente baja. Los vapores son generalmente mucho más pesados que el aire, por lo que no debes trabajar en áreas cerradas, ya que si ocurre un derrame o una fuga grande de gas, ésta inhibiría la presencia de oxígeno.

Inhalación
Inhalar una gran cantidad de vapores es peligroso y puede llegar a ser mortal. Exponerte a niveles elevados de fluorocarbonados por arriba de lo permitido puede ocasionarte asfixia, pérdida de coordinación psicomotriz, aumento del pulso o hipersensibilización cardiaca, respiración más profunda e inconsciencia. Si se presentan algunos de estos síntomas debes salir de inmediato a tomar aire fresco.

Piel
El contacto del refrigerante líquido sobre la piel puede causar quemaduras por congelación, la cual se manifiesta por palidez o enrojecimiento, pérdida de sensibilidad o hinchazón. Lava la parte afectada con agua abundante durante 15 minutos. Se recomienda no manipularla sin el uso de protección (guantes).

Ojos
Considera los mismos efectos y medidas preventivas para la piel y lo más importante, no te expongas sin el uso de lentes de seguridad.

  • La presencia de ácidos halogenados en el ambiente es un aviso de que una descomposición del gas refrigerante ha ocurrido. Si son detectados, el área deberá ser evacuada y ventilada hasta eliminar estas sustancias

Otros riesgos
La mayoría de los compuestos halogenados se descomponen a altas temperaturas. Los químicos que se presentan bajo estas condiciones son ácidos halogenados, y posiblemente halogenuros de carbonilo. También se libera ácido fluorhídrico. En cambio, si el compuesto contiene cloro se liberará ácido clorhídrico.

Afortunadamente, los ácidos halogenados pueden ser detectados, ya que ocasionan picazón en la nariz, y así pueden ser detectados en bajas concentraciones cuando éstos no han alcanzado un nivel en donde puedan ser tóxicos.

La presencia de ambos ácidos en el ambiente es un aviso de que una descomposición del gas ha ocurrido. Si son detectados, el área deberá ser evacuada y ventilada hasta que se eliminen los productos de la descomposición (acidez en el sistema, quemadura de un compresor hermético o semihermético).

Ojo con las MSDS
Las Hojas de Datos de Seguridad de Materiales ofrecen un conjunto de medidas de prevención, destinadas a brindarte información en aras de garantizar tu seguridad. Su propósito original era ayudar a los responsables de la higiene industrial, ingenieros químicos y profesionales de seguridad, es decir, a personal entrenado en la lectura de estos documentos.

Hoy en día, estas fichas son utilizadas por empleadores, técnicos, trabajadores, cuadrillas de respuesta de emergencia y cualquier otra persona que requiera información específica acerca de algún material. Algunas difieren mucho de otras en cuanto a su apariencia; la ley exige el contenido de la MSDS, pero su formato queda al criterio del fabricante.

Para la mayoría de los técnicos hay secciones que son más importantes que otras; sin embargo, debes leer el nombre del material, conocer sus riesgos y entender los requerimientos de manejo y almacenaje seguros.

Pero lo más importante es que pueden prepararte para saber qué hacer en caso de ocurrir una emergencia, ya que toda la información que obtengas será crucial para el manejo de estas sustancias, así como para saber actuar ante cualquier clase de imprevisto.

Precauciones para la manipulación de gases

  • Leer la hoja de seguridad del gas que vas a utilizar
  • Trabajar en un área ventilada
  • No exponer los refrigerantes al calor de los sopletes, chispas u otras fuentes de calor
  • Cuando hagas una prueba de fugas en un sistema de refrigeración, después de haber recuperado el refrigerante, utiliza nitrógeno gaseoso para subir la presión del sistema
  • Utiliza siempre un regulador de nitrógeno para elevar la presión a un nivel seguro. La presión de prueba no deberá ser mayor a la presión de trabajo máxima
  • Nunca utilizar oxígeno o aire comprimido para presurizar sistemas; algunos refrigerantes pueden explotar en un ambiente presurizado combinado con aire

Equipos y herramientas de protección

  1. Lentes o gafas de seguridad
  2. Camisa de algodón de manga larga
  3. Guantes de piel
  4. Zapatos de seguridad con punta de acero
  5. Manómetros de servicio
  6. Termómetro electrónico
  7. Una bomba de vacío capaz de aspirar 250 micras
  8. Manómetro de vacío electrónico
  9. Refractómetro
  10. Detector electrónico de fugas
  11. Válvulas perforadoras o de aguja
  12. Multímetro digital
  13. Una unidad recuperadora de gas refrigerante
  14. Un cilindro para recuperar gas refrigerante

—————————————————————————————————————————————————

Saúl Hernández. Técnico en urgencias médicas y primer respondiente a incidentes con materiales peligrosos en el Departamento de Bomberos y Rescate de Miami-Dade. También es agente capacitador externo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

social position